A menudo topamos con personas que nos comentan que usualmente tienen una prenda que combinan específicamente con algo. No tiene nada de malo si son ocasiones muy distantes en tiempo, pero asociar una blusa por ejemplo a un solo tipo de pantalón o color nos hará lucir siempre iguales y limitará nuestra creatividad. Mi teoría es que no existe prenda que solo se pueda combinar con una o dos cosas, la diversión que se enviste tras el maravilloso mundo de la moda radica en que podamos crear looks diversos que nos hagan sentir bien, que nos sirvan para la ocasión y que generen interés.

TSR- JESSICA WEB

En este post les muestro una evolución. Partiendo de una blusa sencilla de flores, puedo crear dos looks completamente distintos. El primero, más suave, más natural, con mucha femineidad, y aunque sencillo, cómodo y que nos puede servir para un almuerzo, o bien para la noche agregando algunos accesorios y potenciando el maquillaje.


TSR- WEB- JESSICA

TSR- WEB- JESSICA

El segundo look es lo contrario: se basa en el contraste. Es mucho más fuerte en términos de color, mantiene la femineidad sin ser aburrido o demasiado girly. De hecho, para evitar que luciera así, tomé una camisa de Chris, para crear ese efecto oversize en la parte superior. En este caso preferí no tener accesorios que compitieran debido a la intensidad de los tonos.

TSR- WEB- DETALLE

Espero que el tip les sea de utilidad y que ustedes experimenten también dándole otra cara a esa blusa que siempre usan de la misma forma. Al fin y al cabo, vale la pena atreverse a nuevas ideas, porque ellas siempre traen nuevas consigo. ¡Feliz semana!

TSR- WEB- JESSICA

Fotografía: Christopher Quesada

Outfit 1:

Falda: Trends Boutique, Blusa: Zara, Zapatos: Bershka, Blazer: Belle, Cartera: Furla

Outfit 2:

Falda: Forever 21, Camisa: Massimo Dutti, Cartera: ALDO

Gracias por leernos,

Jessi

 

Tagged with: , , , , , , , , , , , ,