Estefania Gutierrez- TSR

Cuando era pequeña yo estaba segura de que podía controlar el viento. Horas de horas escondida por mi casa, me ponía a hablar con él y me recuerdo que me concentraba tanto en ordenarle su siguiente acción. A veces le pedía que fuertes ráfagas de viento aparecieran, o le decía que ya podía encontrar la calma, le decía que desapareciera del todo por un tiempo y luego cuando lo extrañaba le pedía que suavemente rozara mi piel. Yo era niña pero toda la vida sentí que tenía control de él o que me representaba de alguna manera. Luego alguien me dijo que eso no era posible, así como que Santa no existe, y deje de esconderme para hablar con él.
Ahora volví a retomar mi relación con él. Por las noches me voy a una banca a reflexionar y encontré una nueva forma de entender mi pensamiento de ese entonces. Descubrí que no tengo CONTROL DE NADA pero que tengo CONTROL DE TODO.
Lo único de lo que soy dueña y tengo control total son mis propias acciones. Yo decido y ejecuto conforme mi razón y corazón me digan. No tengo poder sobre nadie ni nada, mi ser se limita a lo que soy y hago. PERO (aquí esta el truco) cada una de mis acciones tiene repercusión directa hacia lo que este interviniendo y de la misma manera hacia mi entorno *Así como lo dice la teoría del caos cuando se habla del efecto mariposa y el efecto domino*. Por lo que al final de mi visión quiere decir que si yo decido tomar una acción y que la consecuencia de la consecuencia sea que el viento se presente de una forma sumamente agitada pues hasta cierto punto es posible en mi cabeza. No se si estas son palabras demasiado ilusas o soñadoras pero creo fielmente en ellas. Creo fielmente en mi PODER como MUJER y como persona que habita este mundo. Creo fielmente en el PODER que tienen todas las MUJERES y HOMBRES a mi alrededor. Creo en las buenas intenciones y creo en mi filosofía de dar amor puro siempre.

Tengo 23 años y soy una mujer con un pasado algo diferente por no decir duro y complicado (igual que millones más). Me he expuesto a todo tipo de situación, todo tipo de agresión, todo tipo de discriminación (Y sí, yo se que YO decidí meterme en ellas pero no decidí muchos desenlaces) y esto es lo que he aprendido:
1. Nada es justificación para que me falten el respeto, me agredan ni emocional ni físicamente, me discriminen, me utilicen o me engañen. Ni hombres ni mujeres tienen el derecho de lastimarme o inferiorizarme NUNCA.
2. Acepto la parte de la culpa que me toca, pero NO TODA LA CULPA ES MIA. Tanto yo tengo poder sobre mis acciones como ud de las suyas.
3. Tengo derecho TOTAL de decir que NO y no por eso debo de sufrir consecuencias graves.
4. No estamos aquí (las mujeres) para conformarnos con nada menos de lo que soñemos. Lo admito, yo soy súper soñadora e ingenua y eso me ha llevado a entregarme perdidamente en las cosas que creo (al final termino con experiencias tanto buenas como malas) pero nunca me arrepiento de todo lo que doy ni de lo que soy aunque las cosas no salgan como espero.

Este día es para recordar sobre el poder que tenemos sobre nosotras mismas y sobre nuestro medio. No nos intimidemos por salir del molde y luchar por lo que creemos y soñamos. Feliz 8 de marzo y espero que sea un día para empoderarnos (y que mañana nos sigamos amando igual)
Somos poderosas y podemos controlar hasta el viento si nos lo proponemos!

Estefania Gutierrez- TSR 2

Look by MANGO

¡No olviden seguirnos en instagram como @thestyleroomcr!

Estef

Tagged with: , , , , , , , ,