Actualizado Junio, 2022

Pueden ser tan llamativos, neutrales o exóticos como se deseen. Los estampados son necesarios para darle dinamismo a un look y qué mejor manera de hacerlo que aprendiendo cómo mezclar.

Mujer rubia con vestido de rayas estampado y cartera con línea naranja

1. Combiná diferentes proporciones

El peso de una forma grande junto a otra grande no crea armonía. Combina patrones microscópicos con unos medianos, y unos gigantes con otros pequeños para que tu outfit siempre tenga el balance ideal.

 

2. Jugá con el color

El contraste o la armonía depende de nuestras preferencias, yo prefiero el contraste porque creo que encaja mejor con mi personalidad extrovertida y alegre, sin embargo, cualquiera de las dos está bien, lo importante es sentirse a gusto con el atuendo final. Si sos  una persona que prefiere estampados en tonos más neutros, asegurate de que el total look no quede demasiado plano, añadí color en pequeños a vida tu tono de piel.

Dos mujeres con blusas y faldas estampadas en tacones con pañuelos en la cabeza

3. Experimentá con 3 en 1

Algunas prendas tienen ya una fusión de estampados, cuando es así no agregués ninguno adicional. Mantenete en tonos más neutros para el resto y verás cómo automáticamente se verá bien balanceado.

 

Por último, considerá la calidad de la tela antes de comprar y recordá que el estampado lo podés llevar en cualquier prenda o accesorio, pero naturalmente cautivará miradas, por lo que tenés que llevar uno que te haga sentir muy a gusto.

 

Te escribo pronto,

Jessi

 

Tagged with: , , , , , , , ,